martes, 4 de diciembre de 2012

El efecto Mañez en la Farmacia Hospitalaria


Miguel Angel Mañez (Foto de Diario Médico)
La semana pasada asistí parcialmente a un seminario de Farmacia Hospitalaria sobre “Innovación: nuevas formas de gestión, nuevas tecnologías”. De las charlas que pude ver destacaré la de Miguel Angel Mañez, actualmente director económico del Departamento de Salud de Sagunto (Valencia), su presentación la podéis encontrar aquí. Miguel no es un director económico al uso, de esos que uno se suele encontrar por los diferentes hospitales. Por un lado la virtud de que podrás debatir y dialogar cualquier propuesta con él, por otro el defecto (egoístamente claro) de que en cualquier Comisión de Farmacia no “se la das con queso” fácilmente cuando te metes en terrenos clínicos como a la mayoría de directores económicos, porque nada bien entre evidencia científica.


Miguel es de los primeros que me “enganchó” a todo esto de la salud 2.0 y pasé de ser lector asiduo de su famoso blog “Salud con cosas” (por supuesto lo sigo siendo), a ser parte activa de todo este mundo de la blogosfera sanitaria con este humilde blog, hace ya casi tres años. Me resultó curioso ver años después a Miguel intentando transmitir todo esto de la salud 2.0 a mis compañeros en un seminario de Farmacia Hospitalaria, poniendo bastante corazón en el empeño. Por lo general somos gente bastante difícil de cortar, más allá de todo lo relacionado con los medicamentos. No hace resaltar que la exposición fue magnífica.

En el coche de vuelta a casa por la tarde-noche iba pensando en múltiples cosas relacionadas, conexas e inconexas:
"El calado de todo esto de la salud 2.0 en la profesión es mínimo, tenemos un congreso nacional de Farmacia Hospitalaria el año que viene que gira en torno a este concepto; ¿habremos sido demasiado ambiciosos?. Por lo general somos una profesión poco sujeta a sobresaltos y poco imaginativa, el gran Mañez creo que pasó para la mayoría de asistentes como un “friki” que hizo una exposición con un ovillo de cuerda y plastilina, aunque al final creo que se ganó a parte del respetable. Existe una brecha tecnológica en los pacientes, pero sin duda también en los profesionales sanitarios. Queda mucho por hacer en este tema pero me temo que aparte de conocimientos, la profesión necesita actitud 2.0. Actitud para compartir, abrir nuestra mente, creatividad, imaginación e intentar ver más allá de lo rutinario."
Tiempo al tiempo y poco a poco, por cierto me quedé con ganas de ver a Emilio Monte del Hospital La Fe de Valencia, buen abanderado de todo esto de la salud 2.0 en la profesión, pero me consta que contagió el espíritu a los asistentes. Por otro lado me sirvió para “desvirtualizar” a algunos “twitteros” como Benito o Rafael, mejores en persona sin duda.

1 comentario:

  1. Gracias por la entrada (y que conste que tienes el sesgo de que nos conocemos hace un tiempo, jajajaja) y por estar esa mañana de miercoles en Madrid, en aquella sala. Fue dificil pero creo que al final algunos entendieron que lo que contaba no era ni tan tecnologico, ni tan raro.

    Ahora a seguir, que es lo importante.
    Gracias de nuevo

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.